Al Alcoraz para lograr el quinto triunfo consecutivo

Fuente: sevilla.abc.es

A partir de las 18:30 de mañana, los dirigidos por Julen Lopetegui tendrán que jugar como visitantes ante el Huesca. El equipo aragonés, de momento no conoce la victoria en la competición liguera. Mientras que el Sevilla,  luego de tener un pequeño bajón futbolístico, se ha ido recuperando lo cual le ha servido para volver a acomodarse en la clasificación y sellar su clasificación a los octavos de final de la UEFA Champions League

De lograr la victoria, los hispalenses lograrían dieciséis puntos y estarían acariciando puestos europeos. Superarán a rivales como Granada o Cádiz, que de momento están siendo los equipos revelaciones del torneo. El Huesca, lamentablemente aún no termina de encontrar su mejor versión pues de momento solo han podido sumar 8 puntos con lo que se ubica en el último lugar de la clasificación. Esto no significa que hayan perdido todos sus partidos, de hecho sólo ha sufrido dos derrotas, contra la Real Sociedad y el Real Madrid.

Michel y Lopetegui son entrenadores muy parecidos en el aspecto táctico pues sus equipos gustan mediante la posesión del balón de tener el control del partido, pese a que a sus plantillas son de cortes muy diferentes. Por citar un ejemplo, el Huesca es de los equipos que maneja mejor la posesión del balón junto con el Barcelona y son el tercer equipo que menos goles ha recibido a lo largo del campeonato. Pese a esto, los resultados no se dan y es por eso que atraviesan un momento supremamente amargo pues están más cerca del descenso que de permanecer en primera.

En la rueda de prensa previa al partido, Lopetegui reconoció los aspectos favorables del rival. Eso sí, advirtió que para poder llevarse los tres puntos será necesario correr mucho para buscar los espacios y tratar de administrar de forma correcta el balón cuando esté en propiedad del Sevilla. Para eso contará con Munir y De Jong, que intentarán acabar con el debate del gol, que ha habido en la Sevilla nervionense hasta el pasado partido.