Argentina o el realismo mágico futbolero.

A fan of Argentina kisses a replica of the World Cup trophy as he celebrates his team's victory after the Qatar 2022 World Cup semifinal football match between Croatia and Argentina at the Obelisk in Buenos Aires on December 13, 2022. (Photo by Luis ROBAYO / AFP) (Photo by LUIS ROBAYO/AFP via Getty Images)

Dedicada al Cholo Silvano.

Sueños y señales, cábalas y rutinas, deseos y sentimientos alimentan no sólo nuestra vinculación con el fútbol como forma de vida, sino también -en determinados momentos- una relación de amor incondicional con la selección. Incluso para llegar a valorar positivamente que en Barcelona, el Consulado General de Qatar está más cerca del argentino que del francés.

La canción de La Mosca, “Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar”, que acompaña a la selección argentina en cada partido, deja algunas estrofas que dan pie para escribir sobre esta previa a la final del Mundial, entre Argentina y Francia.

¿Qué pasa entre el fútbol y Argentina?, algo que deja caer la canción cuando dice “No te lo puedo explicar Porque no vas a entender”, claro, porque a veces ni nosotros podemos entenderlo y seguro que hay millones de explicaciones. Lo único que se puede hacer es aportar la propia mirada, que seguramente no es ni la única ni aquella que lo explica en su totalidad.

En estos días, paseando por Barcelona, me fijé en el Consulado General de Qatar, que está sobre Passeig de Gràcia, a medio camino entre los Consulados de Francia y Argentina. Pero a partir de ahí, la pregunta: ¿Cuál está más cerca?. Según google maps, por unos metros, el de Argentina. Ahí se abrió el cielo y apareció una señal favorable!!. Aunque también un pensamiento en paralelo, mejor no hacer la prueba en otras capitales y ciudades importantes para no recibir sorpresas.

Sueños y señales, cábalas y rutinas, deseos y sentimientos que alimentan no sólo nuestra vinculación con el fútbol como forma de vida, sino también, en determinados momentos, fortalecen una relación de amor incondicional con la selección, que no discrimina ni edades ni géneros. Desde la mascota con la camiseta argentina, la abuela festejando en la silla de ruedas a hombros de la hinchada o el chofer que paró el colectivo para que todos pudieran ver la definición por penales contra Países Bajos en un televisor expuesto en un negocio de electrodomésticos.

Probablemente la ausencia de un estado de bienestar fuerte (pero no la renuncia a luchar por él y conseguirlo con justicia social e igualdad de oportunidades) ha ido fortaleciendo nuestro vínculo mágico con el fútbol. Es “solamente” un logro deportivo. Pero su eco, aunque intangible, es tan poderoso que nos conforta como país, como colectivo y asume una forma de bien común, no tan intelectualizado, pero sí profundamente nacional y popular. Algo que se agiganta mucho más en ciertos lugares de Argentina donde las carencias son el pan amargo de cada día.

En esa canción a la que hice referencia al principio, también se habla de los que ya no están entre nosotros, representándolos por tres personas muy conocidas: el Diego, la Tota y el papá de Diego, que ya están en el cielo. En realidad resumen en ellos, a nuestros muchos seres queridos anónimos para la gran mayoría, pero muy presente en nuestro recuerdo. En mi caso, hace días que me viene resonando, una frase de mi suegro, el Cholo Silvano, que nos dejó antes de la pandemia, diciéndome: “Nene, prende la tele que ya juega la selección!”.  Así será. Frente a las miles de millones de pantallas estaremos todos, todas y todes, incluso los que ya no están entre nosotros. Y eso generará una fuerza muy poderosa para el equipo: el aliento y el aguante de la hinchada argentina.

Artículo anteriorLa FIFA toma importantes decisiones
Artículo siguienteEl Benfica busca en Argentina al reemplazante de Enzo Fernández
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) y Periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona (España) Magister en Mediación por la UAB. Magister en Estadísticas Aplicadas a las Ciencias Sociales por la Univ Nacional de Córdoba. Trabajos como periodista y comunicador social, en Argentina: Radio Uno, Fisherton CNN, Rock&Pop y La Red. En Catalunya: COM Radio, FM Europa, Wikidiario y Report.cat. Colaboraciones: Radio Palermo (de Arg), BBC en castellano (de UK), Grupo Jornada y Producciones El Pase (de Argentina), , FDRadio.net (USA) y Dosis Futbolera (ESP)