Carta a Diego Maradona

 

“Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona. Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial. Deja el tercero y va a tocar para Burruchaga. Siempre Maradona. ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta –ta –ta –ta-ta ta…¡GOOOOOOL!…Quiero llorar.”

Diego,

Hoy me levante como cualquier día común y corriente. Cogí mi teléfono y conteste un par de mensajes. Vi por ahí que alguien había puesto la palabra “murió” pero nunca pensé que fueras tu. Entre a redes sociales y volví a experimentar lo que tantas veces he experimentado en este 2020. Aquella sensación de incredulidad, de impotencia y de no saber que decir ni que pensar.

Primero que nada, gracias por enseñarnos porque el fútbol es el deporte mas lindo del mundo. Gracias por enseñarnos que la pelota no se mancha. Tus gambetas, desbordes, goles y tu carisma sobre todo quedaran marcados no solo en los corazones de los hinchas si no también en la historia de un deporte que hiciste crecer. Desde Lanús hasta cualquier rincón del mundo se llora tu partida.

Gracias Diego, por aquel poema de gol que nos regalaste contra Inglaterra. Gracias por aquel famoso gol donde el mismísimo Dios bajo´ a la tierra para poner su mano y darle una alegría tan necesaria a la Argentina. Argentina te agradece por esa garra mostrada en 1986 para conseguir esa ansiada segunda copa del mundo. Jugadores van y vienen, pero alguien tan grande como tu en la albiceleste será difícil de replicar. Tu legado es infinito.

El mundo del fútbol te agradece por tanto que demostraste dentro y fuera de la cancha. Comenzaste como cualquier jugador, te convertiste en icono y te vas como inmortal. En cualquier barrio futbolero, el nombre de Diego Armando Maradona es sagrado.

Desde una perspectiva personal, gracias Diego por enamorarme del balón. Por ser de esos personajes que te incitan a pensar que en realidad, la curiosidad es el balón. Fuiste único dentro y fuera de la cancha, hiciste lo que quisiste y llegaste hasta lo mas alto del fútbol mundial.

La pelota queda en buenas manos, quedate tranquilo que manchada no será. El fútbol, el deporte y el mundo te echara´ de menos. Hasta siempre, genio.