Phil Foden golea y da la victoria a los “citizens” (1-0)

Fuente: as.com

El conjunto de Pep Guardiola logra una nueva victoria en un partido en el que sufrió, pero pudo vencer con más diferencia. Phil Foden anoto el gol para vencer al Brighton por la mínima

El once que alineó Graham Potter dejaba entrever que la idea no sería la habitual. El colocar al debutante Percy Tau y Trossard hacía ver que el Brighton buscaría transitar con mucha velocidad al Manchester City. Y así fue.

El partido arrancó con el Brighton defendiendo muy atrás y un Manchester City muy dominador, pero poco clarividente en los últimos metros. Con el paso de los minutos, el plan del sueco comenzó a salir a la luz y con Percy Tau sobre todo, generó bastante peligro por el sector izquierdo ´citizen´. No obstante, poco iban a tardar los locales en darle la vuelta.

Sobre el minuto trece, Gündogan se giraba en la frontal y habilitaba a Kevin De Bruyne para que este, solo contra el portero, hiciese el primero, pero el belga remató centrado y Robert Sánchez lo detuvo sin problemas. Los siguientes minutos volvieron a ser de mucho control del Manchester City, sin llegar a concretarlo en nada. Pero al filo del descanso, en el minuto 44, Phil Foden recibía un pase de De Bruyne en la frontal y, con solo dos toques, el inglés remataba al palo corto para poner el primero en el marcador. Sánchez no pudo hacer nada. El marcador no se movería más antes del descanso.

La segunda parte seguro que no gustó a ninguno de los dos entrenadores. El partido se abrió por completo y las ocasiones se sucedían constantemente. En ese ida y vuelta, la potencia en conducción de Kevin De Bruyne se impuso por encima del resto. De una conducción suya nació la primera ocasión de la segunda parte que el mismo terminaría rematando.

El Brighton se soltó y no le tembló el pulso para jugar de tú a tú al Manchester City, con un intercambio de golpes que pudo acabar decantándose por cualquier equipo. En una doble oportunidad, Gündogan y Bernardo Silva pudieron duplicar la ventaja, pero Robert Sánchez primero, y el poste después, lo evitaron.

Cuando ya parecía que el resultado era definitivo, De Bruyne presionó un saque de banda y acabó siendo derribado por el meta español. El belga se lo cedía a Sterling, pero el inglés lo tiró muy alto. No hubo tiempo para más, y los locales se llevaron la victoria.
El resultado del partido no cambia dinámicas. El Manchester City sigue en línea ascendente y ya mira a los ojos al Liverpool y Manchester United. El Brighton por su parte, sigue muy cerca de los puestos de descenso sin poder revertir la situación.