Resurgir de las cenizas de La Liga

Fuente: granadahoy.com

Real Madrid, F.C. Barcelona y Celta protagonizan una liga impredecible y con altibajos que suman emoción y tensión al campeonato

Salvar la caída libre. Esa será la misión del Athletic Club en el inicio de la decimocuarta jornada de liga. Los leones encadenan cuatro partidos sin ganar y vuelven a situarse, tras un pequeño, amago de reacción, a tres puntos del descenso. En frente tendrán a un Huesca renacido tras lograr su primera victoria y querrán seguir ampliando el casillero de victorias en un duelo directo por la permanencia.

La zona alta de la tabla también se ha visto agitada. Un F.C. Barcelona convulso e irregular ha logrado aferrarse a la Liga tras dos victorias que siguen dejando dudas ante Levante y el líder, la Real Sociedad. Los azulgranas querrán prolongar esta racha ante un Valencia irregular que ya coquetea con el descenso. Misma papeleta para Real Sociedad y Atlético de Madrid. Los de San Sebastián viajan a la Comunitat Valenciana a enfrentarse a un Levante que no levanta cabeza. Por su parte, los colchoneros, invictos hasta la última jornada tras su derrota en el derbi, reciben a un Elche que se encuentra en una situación muy similar que la de los valencianos.

Osasuna, nuevo colista de la competición, deberá sacar su orgullo rojillo para neutralizar a un submarino amarillo que encadena cuatro jornadas empatando. Ambos necesitan esos tres puntos como el comer. También los necesitan Valladolid y Sevilla. Los sevillanos también parecen haberse repuesto de su mal inicio y tratarán de hacer valer su buen momento ante un Valladolid que parece estar también remontando su mala dinámica con tres victorias en cinco jornadas.

Quien ha resurgido de las cenizas es el Celta de Coudet. El equipo más de moda ahora mismo en la liga recibe a un aguerrido Alavés que pondrá a prueba el juego vistoso de los de Vigo. También está resucitando el Granada, tras encadenar tres derrotas consecutivas. Los granadinos, equipo revolución de La Liga y Europa, reciben a un Betis que también está comenzando a romper su mala dinámica liguera.

Cádiz y Getafe se retarán para medir quien tiene el mejor bloque defensivo de La Liga y el Real Madrid cerrará la jornada ante el Eibar en una liga donde no se puede dar por muerto y, ni mucho menos, favorito a absolutamente nadie. Puro fútbol impredecible.